La gestación es un proceso delicado en la vida de una perra.

Antes de cruzar a una perra, más aún si hablamos del Bulldog Inglés, hay que tener en cuenta ciertas consideraciones:

Tiempo: que necesitarán los cachorros una vez nacidos, sobre todo en las dos primeras semanas.

Peligrosidad: en efecto, es una raza muy proclive a sufrir distocias o partos complicados, en muchos casos haciéndose necesaria la CESÁREA, con el consiguiente peligro para la vida del animal.

Espacio: el que ocuparán los cachorros durante unos dos meses.

Estado de salud de la perra: ya que TODA gestación supone un desgaste biológico para el animal, por lo que es conveniente que la perra lo afronte estando en plenitud de facultades.

Asumido todo esto, y realizado el cruce (ya explicado en otros artículos) conviene saber algunas cosas sobre la fisiología de la gestación, lo que debemos y no debemos hacer.

El diagnóstico de gestación no se puede realizar antes de las tres semanas (por ecografía), por tanto, existe un periodo de tiempo en el que no sabremos si los esfuerzos reproductivos han tenido fruto.

Antes de realizar el cruce sería necesario desparasitar y vacunar correctamente a ambos progenitores.

El Bulldog, como raza Braquicefálica, está predispuesto a padecer problemas de Labio Leporino y/o Paladar hendido, es por esto que se hace necesario administrar Ácido Fólico a la madre durante al menos los primeros 35 días de gestación, para disminuir en un 50% la probabilidad de aparición de estas patologías.

La alimentación no debe ser cambiada durante la primera mitad de la gestación, una vez confirmado el diagnóstico de gestación se hace interesante procurar a la perra un alimento formulado para cachorros, realizando el cambio gradualmente.

Si la alimentación es de buena calidad los suplementos de Calcio están desaconsejados, ya que excesos de este mineral pueden interferir con la asimilación normal del Calcio y provocar desórdenes puerperales.

Todo uso de medicamentos durante la gestación deberían evitarse en la medida de lo posible. En caso de necesidad optar por tratamientos tópicos si son posibles y siempre bajo supervisión de su Veterinario.

 

Bulldog Sculpture