Es una enfermedad parasitaria también denominada Filariosis o Enfermedad del Gusano del Corazón.

La enfermedad por gusanos cardiacos no tiene predilección racial. La mayoría de los perros afectados se encuentran en edades comprendidas entre 4 y 8 años, aunque puede presentarse en animales menores de un año (pero mayores de 6 meses), así como en animales geriátricos.
Los machos enferman de 2 a 4 veces más que las hembras. Los ejemplares que viven en zonas al aire libre tienen mayor riesgo de infección. La longitud del pelo no afecta al riesgo de infección.

Ciclo Biológico:

Cuando un mosquito pica a un perro infectado ingiere junto con la sangre microfilarias (larvas de primer estadío [L1]).
Ésta Larva1 muda a Larva2 [L2] y Larva3 [L3] dentro el vector (mosquito). Este paso requiere al menos 2 semanas.
Cuando el mosquito pica a un nuevo perro inocula las L3 en el tejido subcutáneo. Allí mudan a L4 y L5. Ésta fase larvaria ingresa al torrente circulatorio aproximadamente 100 días después de la picadura del mosquito, migrando hacia arterias pulmonares.
A los 5 o 6 meses post-infección las hembras grávidas comienzan a liberar microfilarias.
Las transfusiones sanguíneas o vía transplacentaria pueden trasvasarse Larvas 1, que en el hospedador vertebrado no pueden mudar a L2 y L3, por lo que no llegaran a estadío adulto. Por esta razón si se observan L1 en un perro de edad inferior a 6 meses, la transmisión haya sido muy probablemente transplacentaria.

La distribución geográfica de esta enfermedad se limita a zonas endémicas, con alta humedad y temperaturas suaves (Levante, Centro y Sur Peninsular, así como el Archipiélago Canario), zonas con alta concentración de vectores transmisores.

Características clínicas

Muchos perros son asintomáticos.
Los perros sintomáticos con frecuencia presentan disnea de esfuerzo, síncopes, fatiga, tos, hemoptisis (sangrado), pérdida de peso.
En ocasiones la migración aberrante de las larvas (larva migrans) a diferentes órganos puede producir alteraciones relacionadas.
Enfermedades avanzadas pueden cursar con taquipnea, ascitis y evidencias de insuficiencia cardiaca derecha.
Es posible encontrar casos de trombosis periféricas que darán síntomas acorde a su localización (cojeras, cegueras...)

Diagnóstico:

Enumeraremos diversas pruebas:
.- Detección de microfilarias circulantes:

Mediante observación directa de sangre fresca al microscopio, donde puede observarse el movimiento serpentiforme de los parásitos entre los Glóbulos Rojos.

Frotis sanguíneos con tinciones Diff-Quick o similar (gran cantidad de falsos negativos)
.- Pruebas serológicas:
ELISA
Hemaglutinación
Inmunocromatografía
Prueba de tinción con Fosfatasa Ácida: la más usada recientemente.
PCR

Hay varias sub-especies de dirofilarias, y es importante distinguir entre ellas ya que Dirofilaria immitis es la causante de la enfermedad por poseer estados adultos en el perro, no así Dirofilaria reconditum o Dirofilaria repens, que sólo disponen de fases larvarias en el hospedador.

Tratamiento:

Se debe monitorizar al paciente antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento, debido al alto riesgo de originarse shock anafilácticos por la muerte y rotura de vermes adultos.
Primero se debe instaurar un tratamiento adulticida, precedido por 5-7 días de tratamiento anticoagulante, para minimizar los riesgos de trombosis.
En la actualidad el único medicamento contrastado contra filarias adultas es la Melarsomina (Immiticide®). Inoculando dos dosis vía intramuscular profunda separadas por 24h. Es de vital importancia restringir al máximo los movimientos del perro durante 48-72h.
Tras 18-20 días del tratamiento adulticida, se procede al tratamiento microfilaricida, administrando cortisona a tiempo 0, 6 horas después un comprimido de algún producto microfilaricida (Program plus®, Milbemax®, Interceptor®, Cardotek®...), y otras 6 horas más tarde una nueva inyección de cortisona.

Prevención:

La base de la prevención es el ataque a las fases inmaduras (larvas).
Existen numerosos preparados comerciales de aplicación:
.- Vía oral, con una frecuencia mensual, citaré algunos de los más conocidos: Interceptor®, Milbemax®, Program Plus®, Cardotek®...
.- Preparados Spot-on, también mensuales: Stronghold®, Advocate®...
.- Inyectable, de aplicación anual: Guardian® SR.

 

Bulldog Sculpture