Recuerdo Anatómico

Para entender lo que es la displasia de cadera, primero haré un breve resumen de la anatomía de la zona.

La articulación de la cadera está formada por estructuras óseas, musculares y ligamentosas. Los huesos que conforman la articulación son el fémur y el acetábulo (en el isquion). La cabeza del fémur se inserta dentro de dicho acetábulo y está sujeta por varias estructuras: el Ligamento Redondo, que une directamente la cabeza del fémur con el centro del acetábulo, la cápsula articular que rodea al acetábulo y el cuello femoral y diversas estructuras musculares que presionan al fémur contra el acetábulo.

Cabe decir que ambas estructuras óseas se encuentras recubiertas por cartílago articular.

Una vez hecho esta introducción pasaremos a hablar de la enfermedad.

Definición

La displasia de cadera en un desarrollo o crecimiento anormal de la articulación de la cadera, suele ser bilateral y se provoca la pérdida de contacto entre la cabeza femoral y el acetábulo. Esto origina una inestabilidad de esta articulación y un desgaste anómalo de los cartílagos articulares lo que nos llevará a una osteoartrosis y el consiguiente dolor y debilidad del miembro/s afectado/s.

displasiacadera01

Incidencia

Centraré el estudio en el Bulldog Inglés. La Displasia de Cadera es la causa más frecuente de Osteoartrosis en el perro. Se estima que en el Bulldog Inglés la incidencia es del 73,7%, abarcando todos sus grados, un porcentaje altísimo si lo comparamos con una de las razas en la que es más conocida la Displasia como es el Pastor Alemán, donde la incidencia es del 19,1%.

Etiología

Es un desorden hereditario no congénito, ya que el animal no nace con la patología, sino que se desarrolla posteriormente. Intervienen muchos genes en esta patología por lo que es posible que no se presente en todos los hermanos de camada. También existen factores ambientales que pueden influir en el desarrollo de la Displasia:

.- Crecimiento óseo desproporcionadamente rápido con respecto al desarrollo muscular.
.- Alimentación con aportes altos en proteína y calorías que fomentan el crecimiento rápido del cachorro, nefasto para todas las articulaciones.
.- Falta de ejercicio, fundamental para el desarrollo muscular que sustentará todas las estructuras óseas.

Signos clínicos

Los dividiré en dos grupos:

1º: Perros jóvenes: El comienzo de los síntomas es repentino, unilateral o bilateral, con disminución de su actividad motriz, cojeras, andar anómalo (tambaleante), escaso desarrollo muscular, dificultad para subir escalones e incorporarse después del reposo...
Animales adultos, a partir de los 5 años de vida, en los que ya se ha instaurado un proceso de osteoartrosis y degeneración articular. Estos animales presentan cojeras o claudicación tras el ejercicio. La musculatura del tercio posterior se encuentra atrofiada, prefieren estar sentados y les cuesta levantarse.

Diagnóstico

Para el diagnóstico se emplean varias técnicas que suelen ser complementarias.

.- Examen físico: con y sin sedación. Se palpa la articulación y se valora el tono muscular de todo el miembro. Con sedación se procede a realizar maniobras específicas como el signo de Ortolani, de Bardens, para evidenciar laxitud en la articulación coxo-femoral.

.- Examen radiográfico: con sedación. Nos permite obtener un diagnóstico más definitivo, y en base a estas pruebas radiográficas se establecen 7 grados de displasia. Las radiografías para evaluar el grado de displasia tienen un protocolo fijado en cuanto a su realización, y se ha comprobado que con sólo una radiografía dorso-ventral no es suficiente para evaluar la cadera, serían necesarias al menos una lateral y otra oblicua, pero el tipo de radiografía que realmente nos indica el grado de Displasia es en la que se usa un distractor para medir la laxitud de la cadera y otra en la que se mide el borde dorsal del acetábulo. Estas dos radiografías son muy complejas de tomar y requieren una buena sedación del animal.

Tratamiento

.- Médico-conservador:
Con este tratamiento se busca disminuir la lesión del cartílago articular y la posterior evolución a osteoartrosis y también disminuir el grado de dolor.
Se debe controlar el ejercicio y el peso, evitar ambientes húmedos y fríos.
La administración de Condroprotectores es fundamental y debería instaurarse tan pronto como se detecte el mínimo signo de displasia, y en perros con enfermedad articular degenerativa su uso se recomienda de continuo. Estos condroprotectores están formulados a base de distintos porcentajes de Glucosamina y Condroitín sulfato, sustancias fundamentales para el desarrollo y mantenimiento de los cartílagos. Los preparados de Medicina Humana y de Herboristería no son absorbidos por la mucosa intestinal del perro por lo que no sirven como terapia.
Los AINEs (antiinflamatorios no esteroideos) están indicados para reducir el dolor, siempre administrados junto con protectores de la mucosa gástrica y usando AINEs Cox2 o de nueva generación, es decir específicos para perros dada su mejor tolerancia a nivel gastrointestinal.
Estudios recientes aseguran que los propios mecanismos del dolor producen daños tisulares y retroalimentan la cadena del dolor, por tanto, en animales con enfermedades degenerativas, en las que el dolor SIEMPRE está presente, se recomienda el uso ininterrumpido de estos AINEs. Por suerte, en el mercado existen gran cantidad de ellos con amplia tolerancia, y recientemente ha aparecido un producto que se administra por vía oral en forma de un comprimido por mes, disminuyendo los efectos adversos sobre la mucosa gástrica y facilitando sobremanera el trabajo al propietario.

.- Tratamiento quirúrgico:

Con la cirugía se intenta atacar esta patología desde dos puntos de vista:
1º Disminuir el dolor:
Artroplastia o exéresis de la cabeza femoral (poco práctico en animales de cierto peso)
Pectinectomía
Foragge
Prótesis de cadera
2º Retrasar la aparición de la enfermedad degenerativa articular:
Sinfisiodesis púbica
Triple osteotomía pélvica
Osteotomías intertrocantéricas

Todo esto va evolucionando continuamente.

Es importante destacar que un intento de prevención es la mejor lucha que podemos hacer, con selección de reproductores libres de displasia y control de los factores ambientales antes citados.

 

Bulldog Sculpture