DEFINICIÓN:

La Piometra es una infección del tracto reproductor de la perra.

FISIOPATOLOGÍA:

Tras el celo de la perra, los niveles de Progesterona permanecen elevados durante un periodo de aproximadamente 2 meses (independientemente de si hay o no gestación).
Esta hormona estimula la secreción glandular del endometrio del útero y disminuye la actividad del miometrio (capa muscular). A consecuencia de esto se favorece la acumulación de secreciones en la luz del útero que puede ser contaminada con bacterias que ascienden desde la vagina.
Puede aparecer en hembras de cualquier raza y edad, independientemente de si han criado alguna vez o no.
Tratamiento hormonales con progestágenos (para inhibir) el celo pueden favorecer la aparición de esta patología.

DIAGNÓSTICO:

La sintomatología puede ser muy variada. Siempre hay que sospechar de Piometra en una hembra que ha pasado un celo entre 1 y 2 meses previos.
Algunos de los signos que podemos encontrar son:

Debilidad
Letargia
Falta de apetito
Diarrea
Poliuria/Polidipsia
En la exploración física se puede encontrar distensión abdominal y dolor a la palpación.
Aunque parezca extraño, suele cursar con temperatura disminuida o normal, sin fiebre.
El diagnóstico definitivo pasa por la ecografía, donde se evidenciará un útero con contenido anecogénico en su interior.
En el análisis hematológico suele aparecer Neutrofilia con desviación a la izquierda, indicativo de infección activa.

TRATAMIENTO:

El tratamiento de elección y que debería ser la primera opción es la CIRUGÍA(ovariohisterectomia), es decir, extirpar ese útero infectado y posterior aplicación de antibioterapia.
Se debe estabilizar al paciente y controlar los trastornos concomitantes (deshidratación, diarrea, dolor...)

En animales con alto valor reproductivo o con un deterioro físico importante, en los que la cirugía entrañaría un riesgo importante, existe la opción de un tratamiento médico alternativo. Este tratamiento consiste en la utilización de un Antiprogestágeno, la Aglepristona (Alizine), aplicado en dos inyecciones subcutáneas separadas 24 horas y antibioterapia.

CONCLUSIONES:

La Piometra es una patología frecuente en hembras tras el celo, mortal si no se trata.
Les ocurre a cualquier tipo de hembra, independientemente de su tipo de vida.

 

Bulldog Sculpture