nido procesionaria

Generalmente el animal toca a la procesionaria con la lengua o la mucosa bucal. Los pequeños pelos que recubren el cuerpo de la oruga contienen una sustancia altamente irritante que produce una tumefacción inmediata del área que entra en contacto con ellos. Cuando la zona afectada es la lengua, el daño tisular suele ser importante, llegando a necrosarse parte del músculo lingual, en parte del espesor o en su totalidad. Esta necrosis suele tener lugar 3 o 4 días tras el contacto.

Es una afección altamente dolorosa.

procesionaria

Tratamiento:

Se debe lavar la boca del perro con abundante agua fresca, teniendo especial cuidado de no tocarlo con la mano pues nos irritaría a nosotros también.

A la mayor brevedad posible acudir al veterinario para que administre la terapia antihistamínica adecuada y agresiva, así como antibioterapia preventiva por si tuviera lugar la temida necrosis.

Hay que adoptar medidas de soporte, tales como administración periódica de agua con jeringuilla, alimentación con patés, o yogur refrigerado, ya que el tamaño y dolor lingual en ocasiones impide la prensión del alimento.

El pronóstico es reservado en espera de evaluar la extensión de la zona de necrosis.

 

Bulldog Sculpture