Los trastornos gastrointestinales (TGI) en perros son un motivo de consulta frecuente debido a que causan malestar en el animal y en el propietario que debe sufrir las consecuencias de estos desórdenes sobre el suelo del domicilio y/o enseres, hablo de vómitos y diarreas.

ETIOLOGÍA:

Existen multitud agentes causales que desencadenan estos TGI. Para su mejor comprensión los dividiré en secciones:

.- Enfermedades infecciosas:
1º Infecciones Víricas: como pueden ser las causadas por Parvovirus, Coronavirus, Rotavirus, Adenovirus, Astrovirus y el virus del Moquillo.
2º Infecciones Bacterianas: causadas por Escherichia coli, Salmonella, Yersinia sp, Clostridium, Campylobacter, Helicobacter y Shigela entre otras
3º Parasitosis intestinales: de cualquier tipo (Nematodos, Cestodos, Tricomonas, Coccidios, Protozoos...)

4º Hongos y Levaduras: del tipo Histoplasma, Zigomicetos, Cándida álbicans, Aspergillus...
.- Gastroenteritis Hemorrágica Canina: de etiología desconocida y en la cual media un proceso de hipersensibilidad inmunitaria.
.- Síndrome de Malabsorción/Maladigestión: por alteración primaria de la mucosa gastrointestinal.
.- Sensibilidad/Intolerancia Alimentaria: incluiríamos los cambios bruscos de alimentación y la ingesta de alimentos no adecuados o tolerados.
.- Enfermedad Inflamatoria Intestinal
.- Enfermedades congénitas y del desarrollo: Atresia intestinal, divertículos intestinales...
.- Obstrucciones intestinales: por cuerpos extraños, vólvulos, torsiones o por presión de otros órganos
.- Neoplasias.

CUADRO CLÍNICO:

Difiere según el agente causal, pero resumiendo algunos de los síntomas podrían ser: (no tienen por qué estar todos presentes)
.- Dolor abdominal con posturas ortopneicas.
.- Vómitos y regurgitaciones
.- Disnea, causada por el dolor
.- Diarrea
.- Tenesmo
.- Hemorragia.
...

DIAGNÓSTICO:

Debido a la gran diversidad de factores, conviene realizar una buena anamnesis y exploración del paciente.
Preguntas que nunca debemos olvidar son:

¿Desde cuándo le ocurre?
Cuál es la base de la alimentación
¿Existe sospecha de ingestión de objetos o alimentos distintos a los habituales?
La exploración física debe ser minuciosa, haciendo especial hincapié en una palpación abdominal, toma de temperatura y estado general.
En ciertos casos se debe recurrir a la realización de Radiografías o Ecografías.
Los casos más severos pueden necesitar de endoscopia y biopsia de la mucosa gastrointestinal.

TRATAMIENTO:

Debido a la multitud de posibles agentes causales, se hace necesario aproximar el diagnóstico para ofrecer un tratamiento adecuado.
Algunos puntos básicos podrían ser:

Mantener al animal hidratado, comprobando que bebe con regularidad, si no lo hiciera se procederá a administrar líquidos con una jeringuilla.
Administrar una dieta blanda, bien a base de arroz hervido o algún alimento formulado para procesos gastrointestinales, en fórmula húmeda o seca.
Dependiendo del agente causal se procederá a desparasitar al animal, aplicar antibióticos que normalicen la flora bacteriana (Metronidazol, Eritromicina, Sulfatrimetoprim...) y algún antidiarreico de uso animal.
En procesos autoinmunes, como Enteritis Linfoplasmocitarias, será necesario la administración de corticoides.

 

Bulldog Sculpture